Recetas con…

Alcachofas en Conserva

Alcachofas salteadas con Aceite de Oliva y ajos, alcachofas con jamón, crudas en carpaccio, laminadas y fritas, en ensalada, en menestra, en tempura, confitadas…. infinidad de posibilidades en la cocina nos da esta verdura, de la que España es el primer exportador mundial de producto procesado. En cuanto al consumo, nos colocamos detrás de Italia, que está en cabeza de la producción y del consumo mundial, aunque no exporta ya que consume casi todo en interno.
Pero, antes de hablar de las alcachofas en conserva, vamos a indagar sobre el origen de la alcachofa.

alcachofas-en-conserva

Alcachofas Naturales

¿Cuál es el origen de la alcachofa?

El origen de la alcachofa está situado en el Norte de África, en Egipto. Parece que ya la conocían los griegos y los romanos, que le atribuían poderes afrodisíacos. Desde ahí se extiende su cultivo por países de climas templados, principalmente Italia y España. A la península la traen los árabes, no se sabe si nos enseñaron a cultivarla o si aprendieron aquí la técnica del cultivo del cardo y lo adaptaron a la alcachofa, al final la alcachofa es un tipo de cardo y estos ya se cultivaban aquí desde épocas anteriores. En el siglo XVI los holandeses las llevan a Inglaterra, y posteriormente, en el siglo XVIII, los franceses a Estados Unidos, a través de Luisiana y los españoles a California.
La palabra “alcachofa”, es una adaptación fonética de la palabra árabe “al-kharshûf”, cuya traducción es ‘Palo de espinas’.

¿Qué es la alcachofa?

¿Es una flor? ¿Una verdura?

La alcachofa, también llamada alcaucil, es una verdura que pertenece a la familia “Cynara” a la que también pertenece el cardo, cuyo origen común, según creen muchos botánicos, está en el “cardo silvestre”.
Lo que conocemos como alcachofa, la parte comestible, es el corazón del bulbo antes de que florezca, el centro de la flor, despojado de las hojas exteriores, más duras.

¿Cuando es temporada de alcachofas?

La temporada de la alcachofa va desde noviembre a marzo, dependiendo de las zonas, por lo tanto esta será la mejor época para consumirla en fresco.

¿Se pueden congelar?

Afortunadamente, es una verdura que podemos congelar en casa y disfrutarlas todo el año. Para ello, hay que limpiarlas, quitarlas las hojas de fuera, cortarlas en láminas, mitades, cuartos o dejar el corazón entero y las hervimos durante 3 minutos. Pasado este tiempo, se sumergen en agua fría durante unos minutos para cortar la cocción, las escurrimos, secamos bien y las metemos en bolsitas de congelación donde podemos poner la fecha en la que lo hemos hecho. Cuando vayamos a usarlas, si las vamos a freír dejaremos que se descongelen pero si las vamos a guisar o cocer podemos usarlas directamente del congelador.

¿Cómo podemos conservarlas?

También podemos disfrutarlas durante todo el año en conserva, un consumo que en estos últimos años ha aumentado dado el grado de especialización de nuestra empresa conservera y la gran calidad del producto envasado. A esto hay que añadir la gran variedad de conservas de alcachofa que podemos encontrar en el mercado, que posibilita los diferentes usos que podemos dar a este producto en la cocina.

Alcachofas en conserva

Alcachofas en Conserva | Alcachofas confitadas en Aceite de Oliva Virgen Extra

Como hemos dicho antes, España es el segundo país a nivel mundial en producción de alcachofas, y es el primer país en transformación de este alimento, y en exportación de alcachofas tanto en producto fresco como en conservas. Esta producción se encuentra principalmente en la cuenca mediterránea y el el valle del Ebro, además de Granada, siendo en estas zonas donde podemos encontrar las principales empresas de conservas de este alimento. Dada la importancia de la huerta en España y la gran variedad de frutas, legumbres y hortalizas que se producen y exportan, es fundamental contar con empresas de primer nivel en cuanto a tecnología, tradición y respeto por el producto.

Podemos encontrar múltiples formas de conservación de las alcachofas: al natural, marinadas en Aceite de Oliva, confitadas… que responden a la cada vez más alta demanda de producto en conserva de calidad que mantenga las propiedades, cualidades y sabor de nuestros alimentos. La alcachofa es un producto de textura y sabor delicado que requiere el más alto grado de cuidado para la elaboración de su conserva y en el mercado español, podemos encontrar conservas de la más alta calidad.

Con las alcachofas en conserva podemos preparar en poco tiempo platos sabrosos y muy beneficiosos para nuestro organismo. Y vamos a compartir algunos ejemplos de ello.

Recetas con alcachofas en conserva.

¿Qué podemos hacer con alcachofas en conserva?

Son infinidad las recetas que podemos hacer si tenemos en casa unos botes de alcachofas en conserva, bien sea al natural o confitadas en Aceite de Oliva Virgen Extra o alguna de sus innumerables variedades. Ahí van unos ejemplos:

1. Alcachofas salteadas con jamón

Si tenemos un bote de corazones de alcachofa, podemos preparar en un momento unas deliciosas alcachofas salteadas que nos pueden servir de primer plato en una comida, de plato único en una cena o de acompañamiento para una carne o un pescado.
Ponemos en una sartén un chorro de Aceite de Oliva Virgen Extra con unos dientes de ajo laminados, sin que apenas se doren añadimos unos taquitos de jamón y los corazones de alcachofa troceados en cuartos. Salteamos un par de minutos y ya tenemos nuestro plato preparado.

2. Pintxo de alcachofas confitadas

Para preparar un aperitivo original y delicioso podemos partir de un bote de alcachofas confitadas en Aceite de Oliva Virgen Extra. Es un producto de sabor tan delicado que simplemente cortando las alcachofas por la mitad y colocándolas en círculo en un plato con un palillo ya tenemos nuestro pintxo. Podemos también, añadir a nuestros pintxos unas anchoas, un poco de jamón iberico o unas gambas salteadas con un poco de pimentón de la vera…podemos también colocar las medias alcachofas sobre una rebanada de pan ¡será un éxito seguro!

3. Ensaladas con alcachofas

alcachofas-en-conserva-ensalada

Alcachofas en conserva | Ingredientes para ensalada

Otra idea que os proponemos es utilizar las alcachofas en ensaladas, aportando su gran valor nutricional y enriqueciendo nuestras comidas.
Ponemos en una fuente, como base, la mezcla de lechugas que más nos gusten, sobre ella ponemos nuestras alcachofas, escurridas, cortadas por la mitad o enteras si los corazones son pequeños, sobre ellas podemos poner bacalao ahumado o tambien bacalao desalado en migas, añadimos unas olivas negras al gusto, yo para ensalada suelo preferir sin hueso y aliñamos con sal, un poco de pimentón dulce de la Vera y un buen Aceite de Oliva Virgen Extra. Para hacer más contundente esta ensalada, le podemos añadir unas patatas cocidas en rodajas sobre las lechugas y bajo las alcachofas.

4. Alcachofas en conserva fritas

Una manera deliciosa, fácil y rápida de comer alcachofas. Es una estupenda receta para picar o para acompañar un plato de carne sustituyendo a unas patatas fritas.
Escurrimos bien las alcachofas, las partimos longitudinalmente en dos o en tres, dependiendo del tamaño que tengan y las freímos en abundante aceite caliente hasta que se doren. Las ponemos sobre papel de cocina para que absorban un poco el exceso de grasa y les añadimos sal al gusto.

Todas estas recetas, si estamos en temporada, las podemos hacer también con las alcachofas frescas, en ese caso tendríamos que limpiarlas y cocerlas previamente, excepto para las alcachofas fritas, que simplemente se laminan con un cuchillo afilado y se fríen, pero las conservas nos permiten disfrutar todo el año de este magnífico producto lleno de beneficios para nuestra salud.

¿Que nos aportan las alcachofas?

Beneficios de las alcachofas

Son múltiples los beneficios que a nuestra salud aportan las alcachofas y la mayoría de ellos están relacionados con el funcionamiento del hígado y la vesícula ya que facilitan la digestión, tienen un efecto depurativo en el organismo y nos ayudan a eliminar toxinas. También ayudan a eliminar grasas, lo que las convierte en un gran aliado en las dietas de adelgazamiento. Aportan a la dieta gran cantidad de fibra, lo que ayuda en el tránsito intestinal, y apenas calorías. Tienen también efecto diurético, eliminando así la retención de líquidos en el cuerpo.

Después de analizar las ventajas de las alcachofas en nuestra dieta y viendo lo fácil y la cantidad de posibilidades que nos da en la cocina, ya solo nos queda ponernos manos a la obra y disfrutar, ¡Buen provecho!

Y con esto terminamos con 3 maravillosas recetas con alcachofas en conserva, esperamos os sirva para un soreprender a amigos y familiares en futuras reuniones. Cualquier comentario, duda o consulta no dudeis en escribir a hola@blackoliv.es. Buen provecho!

seleecion-gourmet-blackolives

Contáctanos

Ofrecemos cestas gourmet de temporada con productos españoles de primera calidad.
¿Estás interesado? Solicite información

6 + 7 =